Limpieza

La limpieza de las prendas se basa en dos sistemas: en seco o en agua. Se optará por uno u otro sistema dependiendo del tipo de fibra,

el color y el grado de suciedad de la prenda.

 

El proceso de limpieza en seco comienza con la identificación de la mancha. Después, la prenda se introduce en la máquina de limpieza en seco, donde el producto limpiador (el percloroetileno) actúa como solvente. Este producto, al ser volátil, ayuda a que la prenda salga ya seca, sin que se haya producido ninguna alteración de colores ni texturas.

 

El proceso de limpieza en agua es parecido al proceso que lleva a cabo una lavadora, pero utilizando máquinas de limpieza en mojado profesionales, que tratan la prenda con toda la delicadeza que requiere.